La banca digital transforma la vida de los usuarios - Shareppy Internacional
Shareppy Internacional, Fintech de soluciones tecnológicas para sector financiero y solidario.
Shareppy, fintech, fábrica de software, sector financiero, soluciones tecnológicas, colombia
352
post-template-default,single,single-post,postid-352,single-format-standard,bridge-core-2.2.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-21.0,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.1,vc_responsive
banca digital

La banca digital transforma la vida de los usuarios

En 2019 los bancos invirtieron más de $400.000 millones para mejorar su oferta digital y así alcanzar a una población más amplia. Tras estos avances ¿usted seguiría prefiriendo la banca tradicional?

Ya son muchas las calles colombianas que han visto las bondades de la digitalización bancaria, que lleva varios años de impulso y que hoy les permite a los ciudadanos, no solo pagar los servicios públicos sin hacer filas ni visitar sucursales, si no además enviar dinero o incluso ponerse al día con la cuota de la “polla futbolera”, entre otros pagos de importancia en el día a día.

Así mismo, vendedores ambulantes, como el señor que vende frutas en las calles de Medellín o las artesanas que comercializan sus bolsos en Usiacurí, Atlántico, ya pueden ofrecer a sus clientes la opción de pagar a través del código QR, así trasladan el dinero a sus cuentas o hacia su número de teléfono.

Incluso hoy ya es posible obtener créditos de libre inversión sin necesidad de pisar una sucursal bancaria ya que todo el trámite, incluido el estudio crediticio, se hace a través de las app de los bancos, obteniendo los recursos en menos de 24 horas. Adicionalmente, la digitalización ha facilitado las transacciones internacionales.

Las ventajas de la digitalización bancaria son muchas, pues además de los casos mencionados, vemos hoy que un CDT abierto virtualmente paga mejor tasa de interés que la ofrecida por el mismo banco en una oficina física. A este beneficio se le suma la eliminación de la odiosa cláusula que obliga a cobrar estos títulos valores, única y exclusivamente en la oficina de apertura y en máximo cinco días calendario desde la fecha estipulada, aunque la sucursal no cuente con horarios adicionales.

Estos beneficios explican, en buena parte, el auge mundial de los bancos digitales, cuya esencia es que todas sus operaciones se realicen por vía virtual, es decir, que los clientes nunca deban visitar una oficina; razón por la cual no cuentan con sucursales físicas y así les abren espacio a tarifas más competitivas.

Fuente: Dinero